¿Se puede aplicar microcemento en una escalera?

Sí, el microcemento es el material perfecto para revestir y/o reformar una escalera.

Las escaleras son uno de los elementos más problemáticos para reformar en una vivienda ya que retirar todos los escalones antiguos es un trabajo muy laborioso y si se reviste encima con otro material cerámico, mármol o madera, siempre quedará un pequeño e incómodo “escalón” en la planta de arriba con respecto al suelo de la entreplanta.

Igualmente si tiene algún tipo de barandilla de madera o metálica, esto hace que sea muy difícil el poder revestirla, ya sea que se quite el antiguo revestimiento o no.

El microcemento al tener un espesor máximo de 2 a 3 milímetros es perfecto para revestir escaleras y ese encuentro que queda sobre el suelo de la entreplanta, al ser tan fino es prácticamente imperceptible al pisar.

Soportes como un viejo granito o mármol son soportes perfectos para aplicar microcemento, ya que son muy duros y tienen una esquina que no se va a deformar o romper con el paso del tiempo.

Si la aplicación se hace en una obra nueva recomendamos colocar siempre cantoneras metálicas ocultas para una mayor durabilidad y evitar que se pueda partir con el tiempo las esquinas de la base donde se ha aplicado el microcemento (normalmente el peldañeado de ese tipo de escaleras en obra nueva se realiza con ladrillos y enlucido con mortero de cemento o son peldaños de hormigón enlucido con mortero de cemento). En estos casos siempre se recomienda colocar esas cantoneras ocultas para conseguir un mejor acabado y durabilidad de la esquina en el peldaño.

En todos los casos recomendamos que el canto del peldaño nunca sea en ángulo de 90° y si redondear ligeramente esos cantos.

2017-11-23T14:55:17+00:00 noviembre 23rd, 2017|
EnglishFinnishFrenchPortugueseSlovenianSpanish